La botadura

 

Os damos la bienvenida a bordo.

Como en las botaduras de los mejores barcos, hemos utilizado champán para inaugurar esta página. Nos lo hemos bebido, claro, no era cuestión de dejar perdido el casco.

Por supuesto, sabemos que los mejores barcos también se hunden, así que sentémonos cómodamente y disfrutemos del viaje, mientras esperamos el naufragio.

¡Salud!